Nabila Mounib , el animal político que le tocó tratar a los dinosaurios ya fosilizados

italiatelegraph

 

 

 

 

 

Redouan Elahmadi

 

 

Hace falta un cambio estructural, un desempolvamiento a fondo de todo lo inútil de un sistema , teniendo en mira lo sinuoso que será el proceso,los intereses están imbricados.

Las cosas no son tan simples, requieren un análisis exhaustivo que recoja todos los elementos que dan empuje a ese fenómeno que se da en los países de poca tradición democrática que es la indiferencia de unos y la avaricia de otros .En las sociedades cerradas donde la opacidad es un hábito bien consumado en corromper todas las relaciones posibles ,los ciudadanos se vuelven desconfiados y apáticos, fóbicos a cualquier discurso promocional que no ofrece nada en concreto.

La responsabilidad política va inherente al nivel de la conciencia colectiva que expresa el sentir de la sociedad y cuál es la intensidad de su credibilidad.
El poder se ha convertido en algo derivativo, va produciendo micropoderes que tienen por función fortalecer la estructura del poder matriz, cubriéndolo de misterio y de santidad, dos elementos imprescindibles para hipnotizar el vulgo .
Si me dicen a quién me decanto como figura política ,diría con toda la fluidez a Nabila Mounib. Una mujer preparada que no tiene miedo a perder privilegios ,ni corrupta pendiente de una investigación Judicial demoledora .Tiene los atributos de un político honrado , un buena presencia, posee el verbo grácil y proposiciones que formular, teniendo la habilidad de ubicarlos en el contexto oportuno, sin desfallercerse en el intento .

su perseverancia es envidiable,su carácter le hace ser respetada y temida a la vez. Conoce bien la política marroquí y sus entresijos ,cómo se desarrolla y en qué dirección anda. Nabila es una mujer culta que lee, que se actúa constantemente. Le llega , nítidamente el aliento del pueblo en aquel estado primario y lo convierte en una reivindicación comprensible como comprendida. No anda cubriéndose de eufemismo para tapar su incapacidad de atender los dilemas sociales en tiempo real. Su sensibilidad le otorga dinamismo y destreza en decir no a la injusticia social. Sabe guardar el silencio en el momento oportuno para organizar sus ideas y dar al adversario la oportunidad de defender su postura con toda deportividad posible. Es elegante en la proyección de la imagen, aparece con toda la naturalidad, la cámara la ama, esa última sabe sacar jugo como discurso animado por unas miradas cómplices , acompañado por una voz fuerte como susurrante, toda una familiaridad.

Nabila salió de la enseñanza pública cuando era pública , tiene tanta añoranza a aquellos profesores que amaban el país, enseñando con lealtad a sus principios, ella cree en eso pero con una metodología pedagógica nueva y actualizada según el índice la calidad educativa.
Ella quiere un Marruecos próspero, respetuoso, y humilde eso no sale de la boca de cualquiera

italiatelegraph


Potrebbe piacerti anche
Commenti
Le opinioni espresse nei commenti sono degli autori e non del italiatelegraph.
Commenti
Loading...