La importancia del “Eid del Sacrificio” para los musulmanes en España.

italiatelegraph

 

 

 

 

 

*Dr. Abderrafie Et talydy  

 

 

Tal como se sabe que todos los inmigrantes musulmanes, especialmente los marroquíes, que constituyen la mayoría, comenzaron a llegar a España desde los años sesenta del siglo pasado con la intención de vivir e instalarse en diferentes ciudades y pueblos españoles donde la forma de vida está basada en el consumo y la promoción de los medios de vida y de todas las necesidades necesarias. Cabe señalar que entre los asuntos que tienen prioridad para la mayoría de estos musulmanes en este país es que cuanto lleguen y se instalan en alguno de los barrios, ya sea dentro o fuera de las ciudades, comienzan a buscar un lugar para usalo como mezquita para ejercer su derecho constitucional de realizar deberes religiosos, sobretodo, la oración que viene en el primer lugar.

En este sentido, las mezquitas, que en su mayoría están bajo la dirección de la comunidad marroquí, ya sea como individuos o como federaciones especializadas en asuntos religiosos, como el caso de: (UCIDE, FERRY, CIE, CIC) entre otras, que constituyen un punto de encuentro y de reunión para los musulmanes de diferentes orígenes y nacionalidades tanto en ciudades como pueblos españoles con el fin de realizar las cinco oraciones diarias y las oraciones de los viernes y explicar los fundamentos y principios de la religión musulmana mediante la organización de debates y conferencias, así como invitar a los sabios religiosos de otros países a explicar todo lo relacionado con el desempeño de los deberes religiosos de la mejor manera posible.

Además de organizar las puertas abiertas en algunas mezquitas para abrir paso a los no musulmanes para que entren y conozcan de una manera directa sus instalaciones, además de enseñar la lengua árabe y la educación islámica a los hijos de inmigrantes en estas mezquitas. También, se observa que en el mes de Ramadán las mezquitas están notablemente llenas durante las oraciones de Tarawih y de “Laylat al-Qadr” (la noche sagrada/la noche del destino) así como el caso de la oración de “Eid al-Fitr” (fin de Ramadán) donde un gran número de fieles van a las mezquitas o lugares reservados para realizar la pregària del Eid.

En cuanto a “La fiesta del Sacrificio / Eid al-Adha”, los preparativos comienzan unas semanas antes en algunas mezquitas, donde se forman comités especiales para presentar las solicitudes a los ayuntamientos o a las autoridades responsables para obtener licencias y especificar lugares de oraciones como el caso de estadios o pabellones deportivos, así como para organizar y facilitar el proceso del sacrificio de los corderos en los lugares designados para ellos y asegurar que este proceso se complete en las mejores condiciones y sin problemas, y tratar de entregar los corderos del Eid a sus propietarios el mismo día.

Normalmente, el día del Eid se considera una ocasión en la que los musulmanes de diferentes razas y etnias se reúnen para realizar ritos religiosos. Se los ve caminando a primera hora de la mañana por todas las calles y caminos, dirigiéndose a las mezquitas y a los lugares de oración, llevando sus alfombras en sus manos y vestidos con la mejor ropa que tienen. Cuando llegan al lugar de oración, se forma un maravillosa imagen de varios colores, en lo cual el blanco se ve como predominantemente, y se decora con las alfombras que están puestas al suelo.

Luego comienza el “takbeer” (una forma de glorificar a Allah) y después comienzan la pregària del Eid. Una vez terminan, se saludan y se felicitan, tomando en cuenta las condiciones actuales relacionadas con la epidemia de Corona, luego se les ve precipitando de regreso hacia sus casas para preparar el equipo e ir a los lugares donde estan sus corderos para sacrificarlos o para ir a buscarlos en los mataderos o en las carnecerias y llevarlos a sus casas para comenzar la celebración de la fiesta con sus hijos, esposas y familias. En este caso, el inicio de la celebración puede variar entre una familia y otra, según las circunstancias y el momento de la obtención del cordero, que se considera uno de los rituales del Islam, como dijo Allah en Surat Al-Kawthar: “Ore por Allah y sacrifica”.

Al respecto, se observa, por un lado, que algunos ganaderos aprovechan el período de la “Fiesta del Eid” para subir los precios de los corderos y mejorar sus ingresos, y se nota que se han acostumbrado a ello. También, se puede decir que el precio de los corderos de este año ha variado entre los 140 euros y los 240 euros y muchas veces el precio del cordero que cumple con las condiciones de sacrificio (que debe tener más de seis meses) se determina de acuerdo con las condiciones de oferta y demanda, teniendo en cuenta que este año la demanda fue mi más mayor que la oferta en algunas zonas, y por eso el precio subió. Por supuesto, cuanto pasa la fiesta, los precios vuelven a su estado normal. Por otro lado, y debido a las condiciones laborales, se observa que hay algunos musulmanes que se ven obligados a comprar los corderos en las carnicerías porque el día del Eid no es festivo para ellos, y por lo tanto no les queda otra alternativa. Por cierto, solo los musulmanes residentes en las ciudades de Ceuta y Melilla tienen derecho a coger fiesta durante este día debido a la presencia de un gran número de musulmanes marroquíes que viven allí, y también se considera un derecho que les otorgan los gobiernos locales de las dos ciudades.

Realmente, el tema del sacrificio de los corderos constituye un gran problema para muchos musulmanes en España por la falta de lugares designados para ello y la presencia de la mayoría de ellos fuera de las ciudades, y también por las leyes vigentes, que estipulan la necesidad de realizar los sacrificios en los lugares designados para ello y la necesidad de la presencia de los veterinarios para monitorear y asegurar que los corderos estén sanos y no tenen ninguna enfermedad. Lo que llama la atención es que la mayoría de los musulmanes respetan estas leyes y trabajan para implementarlas, pero nos encontramos con otros que las violan y sacrifican en secreto sus corderos en lugares especiales provistos para ellos por algunas personas que son ávidas de dinero o, a veces, de acuerdo con el propio ganadero. Pero el problema radica en el hecho de que estos infractores pueden pagar multas importantes en el momento de ser descubiertos por la policía. Así, la sanción puede ser de hasta 3.000 euros y se retira el cordero y se tira a la basura. En los últimos años, hemos escuchado hablar sobre casos que ocurrieron en diferentes lugares y los infractores fueron multados. Para evitar este tipo de problemas, los representantes de las asociaciones e instituciones que representan a los musulmanes aquí en España deben moverse y concienciar sobre estos asuntos y trabajar para encontrar algunas soluciones y alternativas y proporcionar nuevos lugares para el sacrificio de los corderos en acuerdo con los ayuntamientos o las autoridades competentes.

La fiesta del Sacrificio o Eid al-Adha está considerada como una ocasión para que muchas familias y amigos se reúnan, conozcan y mantengan contactos, así como también compartan y distribuyan carne de cordero con las personas más pobres y las que viven en circunstancias difíciles, de acuerdo con las palabras de Allah: “Comen de él y alimentan al pobre” (Al-Hajj: 28). Así, la mejor manera de distribuir el carné de cordero es lo que informó auténticamente Ibn Abbas, que Allah esté complacido con ambos en la descripción del sacrificio del profeta Muhammad (que Allah lo bendiga y le conceda la paz) que dijo: “Un tercio para guardarlo en casa, un tercio para alimentar a los pobres vecinos y un tercio como caridad a los que vienen a pedirlo ”. Los niños también reciben su parte de esta celebración, y este papel es un deber por parte de los padres para enseñar y familiarizar a sus hijos con la celebración de la fiesta del Eid y la necesidad de celebrarla y preservar el resto de los costumbres y tradiciones islámicas, ya que los vemos acompañándo a sus padres, ya sea a las mezquitas o a los lugares de rezos, vistiendo la ropa nueva comprada por sus padres. También, se nota que la mayoría de los musulmanes intentan celebrar el Eid y crear un ambiente similar al que solían hacer en sus países de origen, donde preparan té, algunos tipos de dulces, carne de cordero e intercambian felicitaciones y visitas entre ellos. De hecho, este tipo de celebración crea una tipo de cohesión, compasión y unidad entre los musulmanes en España y los hace sentir orgullo y alegría y buscan aferrarse a su religión, costumbres y tradiciones islámicas, y así instar a sus hijos en su aplicación y preservación tal como fue preservada por sus padres y abuelos.

*(Universidad de Lleida / Cataluña / España)

italiatelegraph


Potrebbe piacerti anche
Commenti
Le opinioni espresse nei commenti sono degli autori e non del italiatelegraph.
Commenti
Loading...